Wednesday, January 30, 2008

Haití, el espanto

A estas alturas de mi partido ya van quedando pocos estímulos tan fuertes como para conmocionarme. Esta semana llevo dos capaces de hacerme llorar. El primero fue una secuencia filmada por un camarógrafo gringo durante la II Guerra Mundial. El hombre dirigió su lente hacia una señora japonesa que caminaba al lado de un risco con su bebé. Cuando ella se percató de la filmación, lanzó al niño al vacio y después lo hizo ella. La cámara buscó hacia abajo para encontrar al bebé flotando en el agua. El segundo es esta noticia. ¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI estas madres estén tan paupérrimas como para verse obligadas a alimentar a sus hijos con galletas hechas de lodo? Sucede en Haití, ante los ojos de la Comunidad Internacional, ante los nuestros. Es curioso, pero son noticias que nunca llegan a ser primeras planas en ningún medio. La encontré mientras navegaba buscando otra cosa.
Foto: Yahoo! News.

8 comments:

Anonymous said...

Vos, la nota de las galletas salió en el periódico donde trabajás. Fueron dos páginas

Leon said...

Sí, de hecho también en Al Rojo Vivo, para poner otro ejemplo, pero no en primeras planas, es decir, a pesar de lo horrible que es no impacta tanto como para estar al frente.

CHC said...

Vos, yo me impresione muchisimo cuando supe de estas galletas de lodo. Que tristeza que al ser Haiti un pais sin ningun recurso explotable, no haya quien lo quiera ayudar.

El otro dia, con mi esposo mirabamos en el Google Earth, y se nos dio por ver Haiti. Ambos nos quedamos mudos al ver tanta pobreza.

Saludos.

Duff Man said...

Un ejemplo de las grandes desigualdades, casi eternas, de esto que llamamos "civilización".

Leon said...

Como decía Borges vos, "es el espanto". No deja de asombrarme la indiferencia del ser humano ante el sufrimiento ajeno.

Leon said...

CHC: Aquello de que el hombre es la medida del todas las cosas sigue siendo válido. Desde el Google Earth se aprecia a ojo de pájaro cómo está ese país, producto de una historia convulsa, terrible, como la nuestra, pero con menos suerte.

Chicaborges said...

Si uno viera la foto sin el texto pensaría que es sublimente bella, una mano pequeña, fina modelando el barro...qué ironía.

Leon said...

Bien dicen que cita fuera de contexto es una falacia Chica Borges, en efecto, la escena tiene belleza intrínseca. Gracias por la visita.