Monday, January 28, 2008

Gabriela Navassi (* - 2008)

Siempre estabas sonriente conmigo y me encantaba platicar contigo, aunque fuera por minutos mientras buscabas un libro, atendías la caja o te levantabas de la mesa desde la cual dirigías grupos de lectura.

Me encantaba hacerlo sobre textos y también cuando me recomendabas algunos, como cierta edición del Portrait of the Artist as a Young Man, de Joyce (me quedé con ella y tenías razón, la disfruté línea línea). A veces incendiabas mi entusiasmo. Por ejemplo cuando me dijiste que esa edición del Amadís de Gaula la habías pedido porque "son obras maestras de la literatura vos, y es bueno que las conozca la gente". Ni que decir de tu grandiosa recomendación, Taking the Red Pill: Science, Philosophy and Religion in The Matrix, inolvidable.

No sé cómo aguantabas mis impertinencias, como los meses que te perseguí para conseguir el Diccionario de Mitos y Símbolos del Nazismo, de Rosa Sala Rose, o la Historia de Roma, de Momsen (aún pendiente, te cuento), cuya lectura tanto me recomendaba mi padre. Tampoco por qué tolerabas cuando te hostigaba con temas, autores o libros insulsos o desagradables para tí (como decimos en buen chapín, por chingar).

Siempre te visualizaba, cuando mayor, como a una académica importante, tal vez de la Royal Academy (la RAE, le digo así también por chingar), tal vez decana de letras en una universidad, cargada de posgrados. Y tenía mis razones, tu entusiasmo por las letras, por saber, por estudiarlas, por seguir un método, era envidiable. Escorpiona, al fin y al cabo.

Ahora, sin remedio, tendré siempre conmigo tu retrato como acedémica en potencia. Llegó Pascual y truncó tus sueños. No le puedo reclamar, pero a cambio estarás en mis recuerdos, como ejemplo de cuál es la ruta a seguir cuando a uno le apasionan el arte y las letras. Feliz viaje, hasta a esa tierra en donde, espero, tu destino sea la biblioteca infinita de Borges.
Imagen: Clubes de Lectura Sophos.

7 comments:

Juan Pablo Dardón said...

Qué buen texto León, lindo homenaje a la amiga en común de esta generación...

Claudia Navas Dangel said...

Lindo León, bonita forma de pensar en estos momentos en ella, es cierto, su sonrisa invitaba a platicar y al platicar un aprendía mucho.

JAD said...

lindas palabras que me describieron a alguien que no conocí y que al leer me pareció tan familiar.

Leon said...

Gracias por sus palabras, a Gaby la veía sólo en Sophos y lo que más me gustaba de ella era cuánto le gustaba la literatura. Nunca recuerdo haber hablado con ella de artistas de cine, moda o noticias del día.

Duff Man said...

Al final, el dolor será vitalidad. LA LEY. Lindo texto, seguro le gustará.

Leon said...

Muchas gracias Duff, muchas gracias.

Chapolita said...

No lo sabia...lo siento mucho!!!!