Monday, August 27, 2007

Sandro y Arjona, ¿texto apócrifo?

Mi amgia Isa me envió este mail, el cual cito:

"Cuando Arjona era chico, y ya tocaba la guitarra en las reuniones familiares, su madre solía llevarlo al cine a ver las películas de Sandro de América, allá en Guatemala. Es que la mujer era fanática del Elvis argentino y su marido la celaba. Por eso ella, que no tenía planeado renunciar a su deseo, le pedía al pequeño Ricardo que la acompañara. De allí, por herencia materna, le viene al guatemalteco su admiración por el Gitano. Entonces, al grabar su flamante Quién dijo ayer, un Arjona ya de 43 años pensó que podía realizar su sueño de pibe: cantar un tema con su ídolo. Eligió Realmente no estoy tan solo, de su disco Historias, que había vendido dos millones de copias y que contenía inmensos hits como Señora de las cuatro décadas, Si el norte fuera el sur o Tu reputación, que el músico reversiona en su nuevo disco.

Según cuenta el manager de Arjona, Marcelo Figoli, cuando al guatemalteco "se le ocurrió invitar a Roberto (Sánchez) para su disco, él se entusiasmó y manifestó el mismo grado de cariño hacia Arjona. Le pareció un artista que pregona los mismos valores que él pregonó". Entonces, se gestó el encuentro. Los problemas de salud de Sandro (que el domingo 19, pese al frío, salió a la calle para saludar a sus fans, que querían celebrar con su ídolo el cumpleaños número 62), sumados a la fugacidad de la última visita del guatemalteco a la Argentina, hicieron que ese encuentro fuera, finalmente, virtual. Sandro recibió la pista del tema, y grabó a duo en el estudio su voz. El sueño de Arjona, aún a distancia, se había realizado. La canción quedó así:

La voz del Gitano suena, aunque algo cansada, inconfundible, en la primera estrofa: “Me tomo un café con tu ausencia / y le enciendo un cigarro a la nostalgia / le doy un beso en el cuello a tu espacio vacío”. Entra Arjona para decir: “Me juego un ajedrez con tu historia / y le acaricio la espalda a la memoria / seduciendo al par de zapatos azules que olvidaste”. Cantan juntos y se escucha la famosa risa de Sandro: “Y charlo de política con tu cepillo de dientes (sigue Arjona) con visión tan analítica / como cuando te arrepientes".

Los dos siguen el tema en un juego de alternancia de voces, y la frase-estribillo, “realmente no estoy tan solo”, la cantan a dúo. De fondo, para esta versión tangueada, suena el bandoneón de Héctor Del Curto, el violín de Sami Merdijian, el cello de Wolfram Koesser, el contrabajo de Pablo Aslan y el piano de Fernando Otero, productor y arreglador. La dirección vocal de Sandro es de Carlos Dattoli".
Imagen: Amazon.

3 comments:

Duff Man said...

Verdaderamente una gran canción. Habrá que recorrer uno por uno, los temas del disco, para ver si le hacen justicia. Lo mejor es que éste proyecto de duos, is "Paulina-Free", lo cual lo hace ya algo valioso.

Leon said...

Jajajaja, Paulina-Free, me sonó como a Acid Free. Muy buena. Y sí, habrá que seguir al CD, se me hace bueno.

Leon said...
This comment has been removed by the author.