Tuesday, July 03, 2007

Los condimentos

1) Pienso:
En el significado de la vida y si vale la pena seguirla viviendo, en mi Madre, en textos leídos ayer y hace mucho tiempo, en chicas capaces de enloquecerme, en la música de Bach, en Buxtehude y en el dinero. En el fantasma que me acosaba cuando era niño.

2) Me gusta:
La noche, la luna, Internet, la música, el cine de Kurosawa, las películas de ciencia ficción, los cuentos de fantasmas, los cómics, las faldas cortas y los escotes bajos, los insectos, los felinos, la mirada y el toque de una gata, las mujeres, los destellos de la piedras preciosas y la pátina de las modenas romanas, la ciencia e imaginar a cierta chica haciendo striptease.

3) No me gusta:
El calentamiento global, las deudas, la matanza de animales, la gente imbécil y los políticos corruptos, la discriminación, la hipocresía, la luz del sol, el calor. La muerte.

4) Una osadía:
Salir a caminar a la media noche. Correr en auto a más de 180 Km/h.

5) Echo de menos:
Al retorno de los brujos. Las pláticas de madrugada y los desayunos en el aeropuerto con Rodrigo, las noches en el P&P y al tabaco. Las sesiones de terapia y los rituales a las tres de la mañana. LaPerla, hija de Bast, compañera verdadera, sabia en cuatro patas. A Me. Deveaux, a J. J. de Muszynsky... A Doom en su primera versión, a las idas al club y a otras cosas que jamás volverán.

6) Paso olímpicamente de:
El fut, el proceso electoral, las telenovelas, las entrevistas a políticos.

7) Volvería a:
Sao Paulo, Gontemburgo, Tikal, Puerto Chico, Angelo y Mikels. A los cursos en el Educacional de IBM. Al Club de Astronomía. Al Eau de Sport, de Lacoste.

8) Cosas que no he hecho y que son imperdonables:
Seguir la dieta, ir al gimanasio, terminar la carrera, estar al día, seguir la serie de fotos, comprar equipo digital y la pantalla plana, tener una gata e ir a ver a Penzi.

9) Me conmuevo con o cuando:
Veo animales, atardeceres, indigentes, prostitutas, pobreza y niños explotados, gente de circo, si escucho música o leo ciertos poemas. Cuando recuerdo a Dante, a Milton, a Borges o si me siento privilegiado. También, si acaricio a una amatista grande entre mis manos o cuando vuelvo a la citrina que me regaló mi Madre.

10) Recomiendo:
La vida.
Cludia me invitó a rellenar este prontuario, los insto a seguirla.
Imagen: Anatomía de la Melancolía, Durer, 1514, según esta página web.
Completé esta nota el 07082007.

7 comments:

Duff Man said...

Yo también recomiendo la vida. Como dice Hetfield en Some kind of monster: "I'd much rather be alive". Este ejercicio se lo respondí a la brava, en los comentarios, la otra semana va la versión completa. Un abrazo, vos, sigamos vivos.

Leon said...

Y con ganas, a pesar de que parece una peste mi vida en este momento...

Duff Man said...

Nombre brockets, cuando la cosa se pone dura hay que hacer algo al respecto =)

alejandra said...

Sabia usted que es excéntrico, creo que si, eso es interesante en alguien . Me llama la atención como es que alguien se deja conmover por los animales y las prostitutas, pero le gusta imginar a una chava haciendo Strip tease. ¿cómo se puede ser tan humano y tan sexista?

Leon said...

Alejandra: Gracias por el comment. ¡Qué buena observación! Creo que para darle coherencia a semejante contradicción, le puedo decir que se trata de una especie de histeria, porque no asocio a prostitución ver a ESA chava desnudándose para mí. Es decir, no me la imagino haciéndolo en un prostíbulo, sino en una situación íntima, sólo entre ella y yo.

claximoa said...

Hola Leon, quiero agradecerte por compartir este espacio tuyo que es tan placentero para aquellas personas que, como yo, disfrutamos de la vida en toda su expresión. Y es esto precisamente, como parte de todo, vivir y revivir cada uno de esos momentos que, por una u otra razón, decidimos resguardar para la posteridad.

Leon said...

Gracias Claximoa, yo disfruto mucho blogueando y de hecho debí haber incluido esta actividad en la lista. Y es cierto, la vida, sus experiencias, va dejando un cúmulo de ideas, hechos y personas que estarán en la posteridad con nosotros. Hay que dejar ese legado para los que vienen y por eso algún día escribiré mis memorias y espero que hagas lo mismo.