Saturday, October 13, 2007

Un tal Habacuc o el arte contra los animales

Gracias a mi colega y cuate Miguel Gozález Moraga me enteré de esta terrible brutalidad contra un perro. La nota completa esta en el diario La Nación, de Costa Rica. Habacuc es el pseudónimo que usa el artista nicargüense, Guillermo Vargas. Según la nota, el susobicho capturó a un perro callejero en Managua, Nicaragua, y como parte de una instalación lo amarró a un muro, escribió "comida", supongo, con concentrado canino y lo dejó allí, punto. Activistas ticos de organizaciones en pro de los derechos de los animales señalaron que el perro murió por inanición. Cuando cuestionarion al creador, se limitó a explicar que la obra servía para denunciar la muerte de un tal Natividad Canda quien, lamentablemente, murió a causa de los ataque de dos perros rottweiler.

Como artista debo reconocer que este método nazi sí puso un dedo en la llaga de una realidad cotidiana. Y es que nosotros ignoramos a quienes sufren a nuestro alrededor. ¿Nos importa cuando vemos a un indigente engasado, embotado, tirado en alguna calle? ¿Nos interesa una perra callejera infestada de parásitos, hambrienta, con frío o padeciendo enfermedades de la piel? La verdad, no. Al respecto, recuerdo el comentario del abogado Benjamin Crump, acerca del caso de un muchacho negro vilmente asesinado por guardias en un reformatorio de Panama City, Florida (sí, Florida), los cuales fueron dejados en libertad a pesar de la evidencia: "Si matas a un perro, vas preso, pero si matas a un joven negro, sales libre".
Imagen: La Nación.

4 comments:

Claudia, la chef said...

Horror. Horror. Horror. Horror.

Qué asco esta gente que se cree transgresora atando a un perro en una instalación artística...¿Acaso surtió efecto su denuncia???

Leon said...

Me impersionó tanto que no quería postear la nota, pero, la verdad, alternativa no queda. Es uns salvajada, de brutos y me da mucha tristeza.

Chicaborges said...

Tiésisima la fotografía, indignante también. Yo no soporto ver a un animal amarrado. Se me escurre la cabeza sólo de pensarlo

Leon said...

Así es vos, es horrendo ver a los animales amarrados o enjaulados, es cruel y falto de respeto, herencia desgraciada de nuestra cultura judeo-cristiana: "el hombre fue creado para dominar a la naturaleza"... bla, bla, bla...