Wednesday, October 24, 2007

Prostitutas bolivianas se cosen los labios

No sean morbosos, fueron los de la boca y las señoritas lo hicieron para protestar, porque un tribunal local clausuró los bares y casas cerradas donde trabajan. El juez decidió hacerlo para detener la ola de protestas, que casi siempre han terminado con incendios y violencia, por parte de enardecidos vecinos, quienes acusan a esos negocios de corromper a sus hijos, puesto que les venden licor y otras cosas. Así que entran, los saquean y los queman.

Cabe preguntarse si es correcto limpiar así un vecindario, si no será mejor obligar a las autoridades a hacerlo de manera legal. Por ejemplo, en Guate, abundan los puteros y cantinas cerca de escuelas y colegios. Muchos son intocables, porque los dueños, todo el mundo lo sabe, están vinculados a fuerzas poderosas, casi siempre clandestinas. Recuerdo a una amiga, la pobre nunca salía con escote o de corto, porque había un lenocinio cerca de su casa y temía que la confundieran con una de las señoritas. Al fin, después de muchos problemas, ella y su familia tuvieron que mudarse de barrio y el putero estuvo ahí durante varios años más.
Nota e imagen: Yahoo! News.

2 comments:

Anonymous said...

Upss, Pensé mal, pero por imaginar desde el primer momento que se cosían con sedal y aguja. Dónde??? da igual. El caso es que debe de doler más en la boca, así que espero que haya sido en los labios.

;-)

De la prostitución, la profesión más antigua del mundo (después del periodismo, claro) mejor ni hablo...

Claudia

Leon said...

¡Qué fresco tenerte por acá de nuevo! Bienvenida. En realidad anoté este caso porque ilustra la dualidad que se come a América Latina: recurrir al sistema de justicia o hacerla por propia mano.