Saturday, October 13, 2007

Dos merecidos reconocimientos

Al Premio Nobel de la Paz, concedido por la Academia Sueca al exvicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, se suma ahora la US Congressional Gold Medal, que le será entregada al Dalai Lama, también galardonado en el pasado con el mismo premio, por el Presidente Bush en próxima visita del XIV líder tibetano a Washington, D.C.

El Nobel para Gore tiene un significado especial porque implica que la Academia Sueca considera a la preservación del medio ambiente como un punto clave para preservar la paz en tiempos futuros. Muchos analistas han concluido que potenciales conflictos podrían prevenirse si se evita la destrucción o la contaminación de las fuentes de agua potable, si se cuida la calidad del aire por medio de la protección de áreas boscosas y, también, si se evita la destrucción masiva de los ecosistemas marinos. Es un gran paso porque reconoce la importancia de la ecología para la política y la prevención de la guerra.

En cuanto a Tenzin Gyatzo, o el Dalai Lama, más que merece la distinción del Congreso de Estados Unidos. Desde su huida de Tibet en 1959 ha trabajado en forma pasiva, no confrontativa pero incesante, para expeler a los invasores chinos de su país. Los horrores chinos contra Tibet son harto conocidos, entre ellos, cometer un genocidio continuado contra la población y la cultura tibetanas para chinificar al territorio, legítimo de una étnia admirable y muy poco belicosa, en especial, si se le compara con las que han habitado al Reino Medio desde tiempo inmemorial.

Por supuesto China ya ha protestado por la distinción, como lo hizo cuando la Premiere alemana
Angela Merkel recibió al líder religioso a tono oficial. Eso sí, el gobierno comunista y ateo de la República Popular China se arroga el derecho de reconocer quien será el próximo Dalali Lama, para imponerle a los tibetanos a algún monigote infestado de genes ideológicos chinos: Hipócritas, sepulcros blanqueados.
Fotos: Wikipedia.

2 comments:

Claudia, la chef said...

De acuerdo en parte por lo de Al Gore. Más que a él como persona, me gustaría pensar que el premio se lo dan a la lucha (un tanto abstracta, eso sí) por el cambio climático. Al menos, ya está en agenda y empezamos a creer que esa imagen del oso polar en una arista de lo que antes era un glaciar en proceso de descongelación, no es una imagen trucada con el photoshop.

Sin embargo, déjama decir que todos dicen que si Al gore hubiera sido presidente hoy, ya habría ratificado el Protocolo de Kyoto. Puede ser...Supongo que sería consecuente con su pensamiento.

Pero no debemos olvidar que cuando fue vice presidente de EEUU, NO LO HIZO!

Ahí dejo la reflexión. Saludos!

Leon said...

Yo creo que no podía, acordate que Estados Unidos es un país presidencialista, al servicio de las grandes corporaciones.