Friday, May 18, 2007

¡Qué les aproveche!

Odyssey Marine Exploration, basada en Tampa, recién anunció el descubrimiento de uno de los tesoros más grandes recuperados del mar. Se calcula, según estimados, que se podría valuar en unos USD 500 millones las más de 500,000 monedas de oro y plata que llegaron a Florida en un cargo aéreo especial, embaladas en contenedores de plástico. Ni siquiera las riquezas del Nuestra Señora de Atocha y del Santa Margarita, hundidos por un huracán frente a las costas de Florida en 1622, rindieron tanto y, sin embargo, a Mel Fisher, su descubridor, lo hicieron rico a mediados de los años 80. Odyssey mantiene en el más absoluto secreto las coordenadas exactas, cuál era el nombre del barco y cuándo lo halló, pero, se especulan como posible locaciones al Canal Inglés (Paso de Calais), a un lugar en el Pacífico o al Estrecho de Gibraltar, en cuyo caso se lo llevaron frente a las mismas narices del reino español. No se preocupen, no es el último, hay oportunidad de echarle el guante a otros, todavía están ocultos, y entre los más buscados, el legendario de Sir Hary (Henry, en inglés) Morgan, supuesto en Roatán o en la isla de Old Providence; el oro que, se dice, escondieron los nazis en un lago suizo; el oro de Rumiñahui con su infame y asesino derrotero de Valverde y, por supuesto, la popa del Atocha, que no encontró Fisher, en donde, se cree, su capitán habría guardado lo más valioso de su cargamento: grandes esmeraldas colombianas de las minas del Muzo.
Foto: Yahoo! News.

2 comments:

Duff Man said...

Pisto a granel!

Leon said...

Lástima que no será para nosotros pero, de todos modos, de nada serviría, porque sería incapaz de vender una sola moneda. Como Scrooge, creo que las atesoraría a todas, a las 17 toneladas...