Tuesday, December 02, 2008

[REC●], un bodrio efectivo



Por fortuna, no sabía nada acerca de REC, sólo, y lo dice el afiche, que había pegado con ganas en Europa. Mi primera impresión fue pobre, al ver en la pantalla a una chica guapa (Manuela Velasco) dando sus primeros pasos como presentadora de televisión, en un reportaje sobre una noche en una estación de bomberos. Pero se trataba de una noche que de aburrida pasa a convertirse en una pesadilla espantosa.

Los directores, Jaume Balagueró y Paco Plaza intervinieron su producción con cuanto recurso ya trillado por el cine de terror existe. Salpican, destellan o rozan al espectador con recuerdos de Night of the Living Dead (George A. Romero, 1968), Alien (Ridley Scott, 1979), The Blair Witch Project (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999), por supuesto Cloverfield (Matt Reeves, 2008), además de recurrir en forma abusiva a los extremos visuales, y conceptuales, del giallo de Dario Argento, Mario Bava o Lucio Fulci. Y ni qué decir, por allá se percibe algo de la estética de Evil Dead (Sam Reimi, 1981). Pero, para mi sorpresa, tan grotesco bodrio sabe sabroso. Bueno, con el regusto de la carne sanguinolenta, alaridos de espanto y sorpresas muy desagradables pero efectivas: Por lo menos un cuate gritó en el cine y a otro le provocó el suficiente stress como para no dejarlo dormir bien.

Las actuaciones son casi de oficio, no se montaron escenarios, todo se filmó en lugar reales, y el único erotismo presente son las camisitas molonas, como les dicen en España, de la guapa Manuela (quien, por cierto, ya cuenta con una larga trayectoria, ha participado en por lo menos 22 producciones desde 1983). El argumento, sin embargo, sabe confundir para luego sorprender. Y tras 85 minutos de angustia, asco y gore, la redención total del filme está en su final.

El principal mérito de Balagueró y de Plaza fue haber creado un Frankenstein hecho de trozos de otros filmes sin que se vean los costurones. Es más, lograron demostrar que a pesar de la reiteración, de la cita y del préstamo, es posible filmar una película de terror efectiva, digna de verse dos veces. No es, pues, extraño que haya sido galardonada en 16 festivales de cine, aparte de ostentar cinco nominaciones más. Habrá que esperar su segunda parte, ya en producción y ver al consabido remake hollywoodense, con Jennifer Carpenter, dirigido por John Erick Dowdle, estrenado en octubre pasado.

3 comments:

El Aguafiestas said...

Metieron todas esas películas en una licuadora, y les salió un licuado muy rico, delicioso. Casi se me hizo un tributo a todo este tipo de cine de zombies y monstruitos.

Leon said...

Buena observación, de plano que ahora están de moda ese tipo de homenajes retro. Que bueno que te gustara.

NotungWulf said...

Yo en lo particular disfruto bastante de este genero, lamentablemente plagado por una mala calidad. Esta es una lica bastante interesante con un gran manejo del suspenso que se puede disfrutar en español.