Monday, December 29, 2008

The Dark Knight

"...some men aren't looking for anything logical, like money. They can't be bought, bullied, reasoned or negotiated with. Some men just want to watch the world burn". Alfred Pennyworth (Michael Caine), sobre el Joker (Heath Ledger).

Con la llegada, y alquiler perentorio, del DVD de The Dark Knight, ya he visto 5 veces la película, dos de ellas en formato Imax. Es obvio que se trata de un orgasmo para mí por su excelente diseño de producción, la forma magnífica como dieron vida al Batman de Frank Miller y la lujosa representación del Joker, la mejor hasta la fecha a mi criterio, apuntalada por la actuación profunda del difunto Heath Ledger. No habrá, ni en cómic ni en cine otro como este, de eso no me cabe duda.

El corazón del exito de la cinta se sostiene, creo, sobre un trípode: la dirección de
Christopher Nolan, el guión coescrito por él y su hermano Jonathan, las actuaciones de Ledger, Morgan Freeman, Christian Bale, Michael Caine, Maggie Glyllenhaal, Gary Oldman y Nestor Carbonell, pero, sobre todo, por el grotesco realismo de una Gotham City oscura, sí, pero normal en todo sentido, desde por la corrupción de sus encargados de la ley, hasta por la intromisión descarada del Detective Oscuro en la política local. Como las nuestras, se trata de una ciudad dominada por la mafia (se filmó casi toda en Chicago, qué coincidencia) y sus pocos, persistentes, hombres de mediana decencia, sabiéndose impotentes para combatirla aceptan de buen grado, y de espaldas al público, el vigilantismo de Batman. Es más, lo fomentan a sabiendas de que cuentan con un Estado de Derecho de dudosa utilidad.

Policías que beben en horas de trabajo, componendas políticas de todo tipo, inseguridad, asesinatos, robos, lavado de dinero, bancos de la mafia, trasiego internacional de capitales y uso excesivo de la fuerza, la de Batman inclusive, redondean un cuadro que contiene sólidos diálogos y una fotografía, sobre todo la nocturna, de gran altura. Aparte, es de considerar a este encapuchado, distinto con sutileza de sus antecesores cinematográficos. Por ejemplo, a sus clásicos defectos (motivado por oscuros sentimientos, de retorcida psicología, falible y vulnerable), este argumento le suma una leve psicosis, aprovechada por el Joker para manipularlo con efectividad; además es mujeriego, no tiene empacho de llegar a una fiesta, cual millonario que es, en helicóptero y descender con dos beldades, una de cada brazo: todo un bon vivant capaz de palidecer al mismo James Bond. Y encima es arrogante.

Otro aspecto muy cuidado fue la selección del elenco, ya denumerado, al cual agrego a Eric Roberts, quien como cabeza de la mafiosa familia Moroni no pudo haber sido mejor. Y, por supuesto, en especial, a Aaron Eckhart, cuyo doble personaje maneja con una habilidad asombrosa. "La adaptación perfecta del cómic al cine", sentencian algunos críticos. No me gusta ni sobre ni subvalorar una película. Sin embargo, The Dark Knight va más allá, tanto que incluso quienes no gustan de la ficción la han encontrado excelente. Ahora en DVD la podré ver, tal vez, hasta quedar ahíto y eso que aún ahora, con Duff, repetimos los parlamentos que más nos impactaron casi de manera mecánica.
Imágenes: Sitio oficial.

2 comments:

El Aguafiestas said...

Lo mejor del año en el cine mano, por lo menos para mí. Yo la vi 3 veces en Imax, y magnífico, me emocioné todas las veces.
Y la la vi en dvd también, y no me aburre. Se agradece una película como esta.

Duff Man said...

Otro nivel, otro verdadero nivel... "Looked what I did to this city with just a drum of gas and a couple of bullets".