Wednesday, April 18, 2007

Ja, ja, ja...

"Un bote pesquero descansa atrapado en el hielo, cerca de las costas de Newfoundland, Canadá, el 18 de abril de 2007. El hielo causó estragos en la temporada de cacería de focas de este año. Se calcula que atrapó a unos cien botes" (Yahoo News).

Lamento que no haya detenido la caza, puesto que los pesqueros y los cazadores ya volvían con su macabra carga, listos para venderla a los mercados chino, noruego y ruso, sus únicos compradores, porque tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea la venta de estas pieles está prohibida desde las décadas de los años 70 y 80, respectivamente. Se teme que los cascos de algunas naves podrían rajarse debido a la presión ejercida sobre ellos por los hielos del norte. Ojalá, así sea.

Nota y foto cortesía de REUTERS y de la Guardia Costera Canadiense (Canadá).

3 comments:

Duff Man said...

Pinches ratas!

Anonymous said...

modifi and de couchr

Anonymous said...

nirvana