Sunday, April 27, 2008

Una estrella desciende sobre la Tierra

Sofía llegó después de anunciarse durante 9 meses. Al principio su vocesita no se escuchaba, sólo se sabía que estaba allí, era como un susurro dulce, encantador, una promesa, que fue acercándose conforme su mamá, Alé, se crecía en alegrías y belleza, mientras la acompañaba con el conmovedor ritmo de la música clásica y el jazz de mayor altura. Por fin, de esa nave única y sagrada que es el cuerpo de la madre, arribó esta nenita que ya no es un susurro ni una promesa: es una realidad tangible que ha hecho a sus padres felices, a nosotros también, y que me recuerda, por su ternura y encanto, a la infinita bondad del Universo. ¡Bienvenida Sofi!
Imagen: Adriana López, 2008.

4 comments:

Duff Man said...

Cabal, pura poesía es ella, me dio miedo acercarme demasiado, se veía tan tranquila durmiendo. Felicidades a la familia por su nueva estrella.

Leon said...

A mí también me da miedo acercarme a los bebés, me parecen tan frágiles. Sofía es preciosa y tenés razón, qué paz la que transmite.

Pau said...

que linda bienvenida León, se ve que su diosa-musa lo inspira jeje! Bienvenida Sofi!

Leon said...

Es que también qué linda es Sofi y como dice Duff transmite una gran paz.