Friday, July 31, 2009

Harry Potter and the Half Blood Prince



A Carl Gustav Jung le hubiera encantado esta parte de la saga, por sus sutiles o descaradas, según el caso, referencias arquetípicas. Además, el director David Yates (Harry Potter and the Order of the Phoenix) ha madurado su estilo y mejorado el ritmo con que lleva la trama, muy de mi gusto pero, por lo visto, no tan bueno para espectadores comunes y corrientes. Sentí a esta entrega más madura, mejor realizada y más estimulante, con una carga emocional muy fuerte y cierta falta de misericordia hacia los fans. Además, está llena de indicios que superan las expectativas, o las capacidades, de un público casual. Para compenetrarse con ella es necesario estar al tanto de la serie, aunque no ser un hardcore fan en todo el sentido del término. Los chicos, Harry, Harmione et al., ya crecieron, ya empiezan a desarrollar su sistema hormonal, mientras descubren que no, no todo es magia en su mundo y que ésta, por poderosa que sea, no puede detener ciertas desgracias. Con su énfansis en un estilo neogótico, oscuro y deliberadamente lento, este es uno de los mejores filmes de Harry Potter a la fecha. Aún faltan dos más (el último libro será llevado al cine en dos entregas), espero que mantengan el mismo nivel, profundicen la trama y cierren la saga como se merece.

4 comments:

Nancy said...

Hola Lady Marian, leí en una minicompu sin mucho tiempo y sin lentes. No sé si te refías al libro o a la película. En fin, volveré quizás en una o dos semanas a leerte despacito. Ahiora solo pasé a dejarte un apapacho.

Leon said...

Es de la lica vos. Te espero y gracias por el apapacho.

David Lepe said...

Estoy de acuerdo con vos. A mí también me gustó y me sorprendió que a la "crítica especializada", no le cayó bien.

Leon said...

Ah! La crítica especializada por la gran putz...