Saturday, December 03, 2005

Súplica

Estremece mi alma
Desnuda tu cuerpo
Ofréceme tu perfume
Devélame tu rostro
Déjame tocar tu cabello,
Diosa nocturna
Déjame trascender tu piel,
Diosa Blanca
Iníciame en el misterio de tu sexo
Diosa de diosas
Déjame recorrer tus Campos Eliseos
Sus eminencias trascendentes
Sus exaltados abismos
Déjame beber tu néctar
Llévame al éxtasis
Llévame al íntasis
Así seremos uno
Seremos como dioses
Seremos perfectos, gozosos, exultantes, sublimes
La envidia de Adán
La envidia de Eva
Por los siglos de los siglos
Y por más siglos aún.

Foto: Biomechanoid, por H.R. Giger, 180 cm, aluminio, tomada sin permiso de su sitio web.

2 comments:

Alejandro said...

Me parace la Súplica don Leon ojala y se le conceda un día de estos para poder pasear por esos Campos Eliseos...

Duff Man said...

Creo que vos deberías escribir tus Poemas de la Secta Erótica. Tus textos tienen ese dejo de recuerdos no materializados de alcoba, que vale la pena recopilar en al menos un capítulo: A New Lust o The Desire Strikes Back!